Número 4
Avances en la investigación sobre náuseas y vómitos en el embarazo

Las náuseas y los vómitos están presentes a menudo en el embarazo, siendo dos de las molestias más comunes que afectan a un 70% de las mujeres. Si bien las náuseas y vómitos en el embarazo (NVE) se producen frecuentemente entre las 4 y las 12 semanas, se pueden extender hasta el parto.

 

La severidad de estas molestias también presenta diferencias individuales que se pueden entender como un continuo, en cuyo punto final se encontraría la hiperémesis gravídica, que afecta a un 1% de las mujeres embarazadas. Se trata de un cuadro muy severo que puede conllevar deshidratación, pérdida de peso y desequilibrios electrolíticos, con graves consecuencias para la mujer y para el feto en caso de no tratarse.

 

Las NVE pueden tener un alto impacto en la calidad de vida de la mujer embarazada, que en ocasiones tiene dificultades para trabajar, atender bien a sus otros hijos o incluso para llevar a cabo las tareas básicas de autocuidado. Además, las NVE están asociadas a la depresión postparto y al trastorno de estrés postraumático.

 

En este contexto, la doctora Lucía Colodro, investigadora posdoctoral de la Fundación Séneca y actualmente contratada en QIMR Berghofer Medical Research Institute de Australia, participa en un proyecto de investigación cuyo objetivo es estudiar las causas de las NVE, con un foco en los factores genéticos, así como el impacto psicológico de los mismos.

 

Según explica Colodro, la identificación de los mecanismos biológicos involucrados en la aparición de NVE y en la progresión de leves a graves puede proporcionar información clave para el desarrollo o adaptación de tratamientos farmacológicos efectivos. Asimismo, entender los factores asociados a la aparición de psicopatologías es importante para el diseño de intervenciones psicológicas de prevención y tratamiento. “La posibilidad de identificar a las mujeres que durante el embarazo están en riesgo de sufrir NVE severas y/o una psicopatología asociada a ellas supone un paso para la atención individualizada y exitosa en la atención a la salud integral”, destaca la investigadora.

 

Consorcio de investigadores europeos

El primer paso de este proyecto ha sido la formación de un consorcio, el ‘NVP Genetics Consortium’, actualmente formado por investigadores de España, Finlandia, Reino Unido, Dinamarca y Australia. La puesta en marcha de este consorcio representa un esfuerzo por reunir datos de muestras amplias y de diversos contextos, coordinado desde el QIMR Berghofer Medical Research Institute (QIMR, Brisbane, Australia), con la profesora Sarah Medland como investigadora principal.

Las NVE son, en parte, hereditarias y hay factores genéticos que influyen, en un 73%, en esta condición. Así se ha confirmado con datos de dos de los grupos que forman parte del ‘NVP Genetics Consortium’: el Registro de Gemelos de Murcia (España) y el Genetics of Sexuality and Aggression (Finlandia). Además, el 50% de las diferencias en la duración y la severidad de las molestias están asociadas también a factores hereditarios, según cuenta la propia investigadora en sus publicaciones.

 

Una vez confirmado el peso de los factores genéticos, el siguiente paso es identificar cuáles son las regiones del ADN implicadas. Para ello, el equipo de investigación con el que trabaja la doctora Colodro realiza en la actualidad un meta-análisis de estudios de asociación del genoma completo con los datos del Avon Longitudinal Study of Parents an Children (Reino Unido) y QIMR (Australia). Los resultados preliminares muestran una asociación con una región en el cromosoma 12 implicada en la estimulación de la fusión de células de la placenta.

Por otro lado, un proyecto de fin de grado realizado por una de las estudiantes de Psicología de la Universidad de Queensland con datos del QIMR muestra cómo la mayor severidad de las NVE está asociada con una mayor presencia de síntomas de estrés postraumático, relación que está moderada por la percepción de la mujer del grado de comprensión que sus personas allegadas tienen sobre su experiencia. Este trabajo sugiere líneas de intervención psicológica anteriores al parto para prevenir la aparición de síntomas.

 

Difusión de los resultados

Las novedades del proyecto se actualizan en la página web del mismo (https://genepi.qimr.edu.au/staff/sarahMe/nvp/index/html). Asimismo, hasta la fecha, los resultados se han compartido en foros científicos tales como el World Congress of Psychiatric Genetics (Toronto, 2015), la conferencia de la SMHR (Brisbane, 2016), y la reunión anual de la Behavior Genetics Association (San Diego, 2015; Brisbane, 2016). Los trabajos han sido publicados en International Journal of Epidemiology y Behavior Genetics. Actualmente están en preparación dos manuscritos describiendo la relación entre NVE y trastorno por estrés postraumático y el meta-análisis de estudios de asociación del genoma completo.

 

Lucía Colodro Conde es  Doctora en Psicología. Tras disfrutar ayudas predoctorales y posdoctorales con cargo al Programa de Talento Investigador de la Fundación Séneca, se encuentra actualmente contratada en el QIMR Berghofer Medical Research Institute en Brisbane (Australia).

 

Fotografía 2.