Número 16
Ecosistemas mediterráneos ‘camaleónicos’

Los ecosistemas mediterráneos tienen una elevada importancia ecológica tanto por la alta biodiversidad de especies vegetales y animales que albergan, como por su carácter multifuncional, ya que proporcionan a la sociedad bienes y servicios esenciales para su bienestar. En este sentido, son proveedores de importantes servicios ecosistémicos como la producción primaria y el secuestro de carbono (capacidad de los árboles para absorber y almacenar el carbono atmosférico en forma de biomasa) o la protección del suelo contra la erosión, además deservir de refugio para numerosos animales y plantas, por lo que su conservación es básica para el bienestar de los ciudadanos.

 

Sin embargo, los ecosistemas mediterráneos, y especialmente los semiáridos -en los que se incluyen la mayoría de la Región de Murcia-, están entre los más vulnerables al cambio global, ya que las predicciones apuntan a un aumento de aridez debido a las elevadas temperaturas junto con una reducción de las precipitaciones, lo que conlleva serios riesgos para los recursos vegetales. Este aumento de aridez supone, entre otros efectos, una disminución en la disponibilidad de agua para las plantas, un recurso básico para su subsistencia en estos ecosistemas y uno de los principales factores que limitan su productividad, crecimiento y supervivencia.

 

En este contexto, el proyecto Vulnerabilidad de las comunidades vegetales en ecosistemas mediterráneos y su respuesta frente al cambio climático, que cuenta con el apoyo de la Fundación Séneca, pretende entender cómo cada especie de planta utiliza el agua disponible en el suelo y el tipo de estrategias de uso del agua de cada una de las diferentes especies que componen una comunidad vegetal, así como estudiar si algunas de estas especies son capaces de adaptar y modificar las estrategias en respuesta a los factores ambientales que más se verán afectados por el cambio climático.

 

El objetivo final es evaluar cómo la aridez influye en el tipo de especies que se encuentran en una determinada comunidad vegetal según sus estrategias de uso del agua, y poder valorar su impacto sobre determinados servicios al ecosistema. De esta forma, y gracias a este proyecto, se podrían desarrollar estrategias de gestión eficaces que se adapten a los futuros cambios en el clima y permitan desarrollar directrices para una gestión ambiental adaptativa de los ecosistemas semiáridos mediterráneosque mitigue los impactos negativos de cambio climático.

 

El proyecto Vulnerabilidad de las comunidades vegetales en ecosistemas mediterráneos y su respuesta frente al cambio climático: estrategias de uso del agua y de los nutrientes, su regulación en función del clima y efectos en el ecosistemase desarrolla en el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura, CEBAS-CSIC. El equipo de trabajo lo constituyen el Dr. Iván Prieto, investigador principal del proyecto, contratado postdoctoral del CEBAS-CSIC, el Dr. José I. Querejeta, científico titular del grupo de Conservación de Suelos y Agua del CEBAS-CSIC, y el Dr. Enrique de la Riva, de la Universidad Tecnológica de Brandenburgo (BTU).