Número 20
El legado romano de Cartagena contará con recubrimientos de nanopartículas

Pasado y futuro –en forma de investigación aplicada– se dan la mano en un innovador proyecto de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) que trabaja en el desarrollo, aplicación y caracterización de nuevos recubrimientos consolidantes para la conservación del patrimonio.

 

Obtener suspensiones de nanopartículas consolidantes que son aplicadas en materiales de interés patrimonial del Teatro Romano y Foro Romano de Cartagena es la principal tarea de los investigadores y colaboradores de este proyecto, dirigido por Marcos Lanzón, del departamento de Arquitectura y Tecnología de la Edificación, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y Edificación de la UPCT.

 

Las nanopartículas se sintetizan en laboratorio desde reactivos químicamente puros para obtener un producto compatible con los materiales históricos a conservar. Cabe destacar que el tamaño reducido de las nanopartículas facilita su penetración a través de la red porosa del sustrato y van dispersas en disolventes volátiles que no dejan restos en el monumento.

 

La investigación plantea retos importantes relacionados con la composición en ocasiones variable de los materiales receptores del tratamiento, así como la escasez de métodos de ensayo mínimamente destructivos para evaluar la efectividad consolidante. También se analiza con detalle el posible impacto que los recubrimientos pudieran tener en el color y estética de materiales históricos originales.

 

 

Variabilidad química y mineralógica

El proyecto, que cuenta con la colaboración de la Fundación Séneca, estudia nuevos tratamientos de nanopartículas enriquecidas en determinados elementos que cubran el mayor espectro posible de variabilidad del sustrato. Esto hace necesario un estudio analítico completo de los materiales originales para conocer su variabilidad química y mineralógica. Asimismo, se usan técnicas no destructivas para evaluar la acción consolidante mediante microscopía, unida al análisis de imagen con segmentación.

 

Por otro lado, los ensayos de dureza y erosión superficial, de carácter mínimamente destructivo, son útiles para cuantificar el grado de consolidación conseguido. El estudio se completa con medidas de color, minimizando así posibles variaciones estéticas atribuibles a los tratamientos.

 

 

Mantenimiento preventivo

Superada la fase de laboratorio y, por tratarse de un proyecto aplicado y multidisciplinar, el estudio concluye con la aplicación de los tratamientos en zonas seleccionadas de monumentos. Para ello, el proyecto cuenta con la colaboración de técnicos de los museos Teatro Romano y Foro Romano de Cartagena. “Una ventaja importante es que la mayoría de ensayos son no destructivos y se puedan realizar in situ en los monumentos, obteniendo resultados más realistas”, destaca Marcos Lanzón.

 

Asimismo, la colaboración surgida entre instituciones culturales y la Universidad Politécnica de Cartagena va a permitir elaborar un mejor diagnóstico del estado de conservación de los materiales, así como establecer prioridades de actuación y estrategias de mantenimiento preventivo.

 

 

Difusión en revistas de alto impacto  

La difusión y divulgación de los resultados del proyecto es otro objetivo primordial de los investigadores y se articula a través de diferentes acciones. Los resultados más relevantes se publican de manera periódica en revistas de impacto y foros internacionales relacionados con materiales y patrimonio. En concreto, el grupo de investigación ya ha publicado los resultados obtenidos en emplazamientos de alto valor patrimonial como las Canteras y el Teatro Romano de Cartagena, la Alhambra de Granada y el Yacimiento Arqueológico de San Esteban de Murcia.

                  

La divulgación del proyecto al público no especialista es igualmente importante y se realiza mediante exposiciones, conferencias y eventos. En este contexto, el Teatro Romano de Cartagena y su equipo directivo participan activamente en las acciones, aportando espacios, experiencia y conocimiento de gran valor. “En última instancia, la divulgación a personas que no son especialistas en el tema pone el acento en la necesidad de conservar el patrimonio tanto por razones culturales e históricas, como por su repercusión económica”, concluye Lanzón.

 

NanoHeritage; desarrollo, aplicación y caracterización de nuevos recubrimientos consolidantes para la conservación del patrimonio es el título del proyecto dirigido por Marcos Lanzón, del departamento de Arquitectura y Tecnología de la Edificación, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y Edificación (ETSAE) de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT). El proyecto cuenta con la financiación de la Fundación Séneca.

Proceso de síntesis de nanopartículas puras en reactor inertizado; Imagen de Microscopía de Transmisión Electrónica (TEM) de nanopartículas de aproximadamente 50 nanómetros obtenidas en el proyecto NanoHeritage; estucos de cal desarrollados en laboratorio; muestras originales de pintura mural procedentes del Atrio del Foro Romano de Cartagena (estuco de cal).
Muestra original de la Alhambra usada en estudio relacionado con el proyecto [1]; Microscopio Digital y captura de imágenes en PC; algoritmos de segmentación para determinar la cubrición del consolidante; imagen de Microscopía Electrónica de Barrido en fragmento original de la Alhambra recubierto con nanopartículas desarrolladas por el grupo de investigación AMBAR