Número 7
Exposición: “Hologramas: Fantasmas de luz”

La exposición muestra una serie de hologramas, imágenes virtuales en tres dimensiones, que emergen de diferentes placas holográficas cuando la luz incide sobre ellas o creadas con un mirascopio, imágenes que dan la impresión de ser objetos reales con volumen, cuando en realidad se trata de elementos inmateriales y transparentes.

La holografía es una técnica avanzada de fotografía que consiste en crear imágenes tridimensionales (hologramas) a partir del empleo de la luz. Así, con ayuda de un rayo láser, se graba microscópicamente la información de un objeto en una superficie fotosensible, dando lugar al holograma. De esta forma, cuando este último es iluminado de nuevo, se genera en él ─instantáneamente─ la imagen del objeto original en tres dimensiones, dando lugar a un espectacular fenómeno visualque desafía al sentido común (Fig. 1 y Fig. 2).

En esta exposición, se podrán admirar toda una serie de hologramas, de 26×36 cm, que son visibles con luz blanca y están impresos sobre láminas de cristal. En este sentido, los asistentes observarán las imágenes en tres dimensiones que emergen de las diferentes placas holográficas cuando la luz incide sobre ellas. Así, los visitantes de la exposición podrán acercarse a imágenes en el espacio que darán la impresión de ser objetos tridimensionales cuando en realidad se trata de realidades inmateriales y transparentes.

Por otro lado, otra forma de crear hologramas (entendidos como imágenes tridimensionales virtuales), es utilizar un mirascopio. Este dispositivo, que alberga una cavidad formada por dos espejos cóncavos, genera una ilusión óptica (fundamentada en la teoría de la Óptica Geométrica) que consiste en que un objeto que se introduce en su interior, por el efecto de la reflexión de los rayos de luz incidentes en él y, posteriormente, en los espejos, aparece suspendido en el aire (más allá de la cavidad) generando también un increíble efecto visual (Fig 3 y Fig. 4).

Por tanto, dentro del mismo contexto de imágenes virtuales, en esta exposición también se podrán observar objetos ilusorios tridimensionales gracias al mecanismo de espejos cóncavos que subyace tras el mencionado mirascopio. Concretamente, se encuentra expuesto un mirascopio gigante, de 56 cm de diámetro, que es capaz de generar una imagen virtual del objeto que se introduzca en su interior y, en este caso, puede llegar a ser del tamaño de una manzana.


Finalmente, la exposición se completa con una isleta central de proyección de dimensiones 140x140x80. En su interior se podrá observar un holograma de 30cm de altura aproximada. La visibilidad será total  a lo largo de las 4 caras del prisma (visión 360º).

La proyección del holograma estará animada y servirá para dar a conocer los principios en los que se basa esta técnica. Para la proyección se utiliza una televisión que emite sobre las paredes de un tetraedro translucido la figura que se quiere proyectar.

 

La exposición está cedida y producida por la Universidad Politécnica de Cartagena