Número 21
Inhibidores de inflamasoma podrían evitar el síndrome respiratorio agudo

El inflamasoma NLRP3 –un complejo proteínico responsable de la inflamación– tiene gran implicación en los mecanismos fisiopatológicos que agravan la enfermedad covid-19, cuyo virus activa dicho receptor. Para tratar de frenar este proceso, investigadores del grupo de Cirugía Abdominal, Endocrina y Transplante de Órganos Abdominales del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria Virgen de la Arrixaca (IMIB), están realizando un estudio clínico con el fin de valorar la reducción de la inflamación pulmonar aguda inducida por SARS-CoV-2 mediante MCC950, una pequeña molécula inhibidora de dicho inflamasoma.

 

“Esperamos poder determinar las proteínas del virus que inducen la activación de NLRP3, es decir, la inflamación. En particular, tenemos bastantes evidencias previas de que la proteína estructural del virus E sea una de las candidatas, pues se expresa en grandes cantidades tras la infección y buena parte de ella se integra en la membrana plasmática de la célula infectada”, explica Pablo Pelegrín Vivancos, responsable del proyecto, que podrá servir como base para un ensayo clínico en pacientes covid-19 hospitalizados pero sin cuidados intensivos.

 

La investigación también pretende demostrar que el empleo de MCC950, un inhibidor específico de NLRP3, es capaz de bloquear la activación de dicho inflamasoma en células infectadas por el virus. Asimismo, va a permitir identificar nuevos marcadores de estratificación pronóstica, como el nivel plasmático de miembros de la familia de la interleuquina 1, una familia importante del grupo de las citoquinas, que son las proteínas responsables de la comunicación intercelular. En este caso, de las citoquinas proinflamatorias.

 

 

Alternativa al actual tratamiento

La infección con SARS-CoV-2 se asocia en un alto número de casos con una inflamación pulmonar grave inducida por la producción de citoquinas. “Proponemos validar si el inflamasoma NLRP3 se activa en esta respuesta y, por tanto, estudiar el efecto del fármaco MCC950, un potente y selectivo inhibidor del citado inflamasoma, como posible tratamiento para evitar el síndrome respiratorio agudo” señalan los investigadores. Este enfoque podría ser de utilidad independientemente del tipo de cepa o la deriva y el cambio fenotípico en la evolución del SARS- CoV-2. Además, podría proporcionar alternativas al actual tratamiento con bloqueantes de la interleuquina IL-6, mediante este fármaco oral de fácil síntesis química.

 

Por último, gracias a esta investigación se obtendrá información clínica de gran interés evaluando la presencia de marcadores de activación del inflamasoma en muestras de sangre de pacientes infectados con SARS-CoV-2. En definitiva, “con este proyecto queremos obtener el fundamento para el empleo de inhibidores de NLRP3 en ensayos clínicos de pacientes con covid-19, encaminados a reducir la inflamación pulmonar grave”, puntualiza Pelegrín Vivancos.

 

El proyecto 'Estudio clínico para valorar la reducción de la inflamación pulmonar aguda inducida por SARS-CoV-2 mediante MCC950, un inhibidor del inflamasoma NLRP3', está liderado por Pablo Pelegrín Vivancos, del grupo de Cirugía Abdominal, Endocrina y Transplante de Órganos Abdominales del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria Virgen de la Arrixaca (IMIB). El proyecto se desarrolla en el marco de la Fundación para la Formación e Investigación Sanitaria de la Región de Murcia (FFIS).