PRESENTACIÓN

 

La ciencia y la investigación científica no deben constituir el dominio exclusivo de los que las llevan a cabo, sino que han de alcanzar a la sociedad en general. Por ello, el refuerzo del diálogo Ciencia-Sociedad ocupa un papel central en la agenda de prioridades de la Fundación. Pone el acento en el estímulo del aprecio social por la ciencia y la tecnología, en conseguir una mejor comprensión del papel de los investigadores y en la percepción de la ciencia y la tecnología como instrumentos de desarrollo económico y bienestar social. Una mayor participación de los ciudadanos en las cuestiones y debates científicos que les atañen directamente constituye, además, una exigencia democrática y la Fundación la asume como parte de su responsabilidad social.