Número 20
Una aplicación informática permitirá valorar los transplantes hepáticos

Determinar la idoneidad de un hígado donante es un factor clave a la hora de asegurar la viabilidad de un trasplante hepático y evitar el rechazo del receptor, con las nefastas consecuencias que este podría acarrear.

Un equipo del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria ‘Arrixaca’, formado por especialistas de reconocido prestigio en el ámbito de la Salud, está desarrollando un proyecto de gran interés para determinar dicha viabilidad en base al análisis de la carga grasa del hígado donante (llamada técnicamente esteatosis hepática macrogotular), uno de los métodos más usados por los expertos. La novedad de este proyecto radica en que los investigadores murcianos están trabajando para conseguir resultados de forma automática y con criterios objetivos.

 

El doctor Carlos Manuel Martínez Cáceres, investigador principal y coordinador responsable de la Plataforma de Patología del IMIB-Arrixaca, explica que un hígado donante con un porcentaje de carga grasa superior al 30% no es viable para el trasplante debido al elevado riesgo de rechazo o complicaciones postoperatorias, motivo por el que cada año se desechan en España un 21% de los hígados trasplantables.

 

En la práctica, la valoración la realiza un patólogo altamente especializado mediante una valoración microscópica aproximada de la carga grasa de una muestra representativa del hígado donante momentos antes de iniciar el trasplante. “Por desgracia, este criterio posee un componente subjetivo que depende del grado de experiencia del patólogo. Un error puede hacer que se deseche un órgano viable o, a la inversa, provocar un rechazo agudo una vez completado el trasplante, lo que en cualquier caso puede ocasionar un coste humano irreparable”, añade el investigador.

 

El objetivo de la propuesta se centra en el desarrollo de una aplicación informática que sea capaz de analizar una muestra representativa de un hígado donante usando tecnología de visión por computación y ‘machine learning’ (inteligencia artificial) para la determinación automática de la carga de grasa de dicha muestra y establecer, mediante un criterio completamente objetivo, la viabilidad del hígado para el trasplante.

 

Adaptable y de manejo intuitivo

Aunque en la actualidad existen herramientas comerciales de análisis de imagen patológica, estas no están adaptadas para este uso concreto y, además, requieren el uso de aparatos (microscopios, cámaras, sistemas de tinción…) que solo son compatibles con una determinada marca comercial. “Nuestro propósito es crear una aplicación altamente especializada, adaptable a cualquier sistema de trabajo, de manejo fácil e intuitivo y con mínimos requisitos para su funcionamiento”, puntualiza Martínez Cáceres.

 

Si bien el ámbito de explotación de una aplicación de estas características es limitado (hospitales con unidades de trasplante hepático o centros de investigación especializados en trasplante), su elevado impacto socioeconómico lo convierte en una solución de elevada proyección nacional e internacional.  El IMIB-Arrixaca se integra en una extensa red de institutos de investigación y hospitales del Instituto de Salud Carlos III, por lo que ya se dispone de un mercado potencial prácticamente inmediato. Además, la institución posee todo el aparato legal necesario tanto para la transferencia tecnológica a terceros como para la difusión y comercialización de la aplicación por spin-off. Cabe destacar que la propuesta ya ha suscitado el interés del Servicio Murciano de Salud, que ha mostrado su disposición a cofinanciarla.

 

Beneficios sociales y económicos

Los beneficios derivados de la aplicación exitosa de esta 'Prueba de Concepto' son inmediatos en diversos ámbitos. Desde el punto de vista social, incrementaría el número de trasplantes realizados usando órganos que, bajo un criterio subjetivo, podrían ser desechados o, a la inversa, evitaría trasplantar órganos no viables. En cuanto a las ventajas económicas, minimizaría la posibilidad de anular una intervención tan costosa por un posible diagnóstico erróneo de órgano no viable.

 

Asimismo, este proyecto tiene gran interés como generador de empleo por la posibilidad de incluir especialistas en análisis de imagen en los departamentos de Patología, a lo que se uniría un ostensible acortamiento del tiempo diagnóstico). También se generarían ingresos para la investigación al comercializarse esta tecnología a otras unidades de trasplante hepático de ámbito nacional e internacional.

 

 

Esta "Prueba de Concepto" denominada Determinación de la viabilidad intraoperatoria del injerto donante en el trasplante ortotópico de hígado mediante visión por computador y machine learning, cuenta con el respaldo de la Fundación Séneca, y participan profesionales del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB) ‘Arrixaca’.  El Dr. Carlos Manuel Martínez Cáceres, coordinador responsable de la Plataforma de Patología del IMIB-Arrixaca, es el investigador principal del equipo.

Trabajo con los bioinformáticos
Trabajo con alumnos
foto microscópica de un hígado donante infiltrado con vacuolas de grasa (las vacuolas de color naranja)