Número 9
Arte en internet 2.0: las Residencias Virtuales de Artistas a examen

F.S Elena, es licenciada en Bellas Artes y está desarrollando su tesis doctoral en la Universidad de Murcia, su proyecto se titula “Arte de Internet 2.0: estrategias artísticas orientadas a la comunidad virtual”. ¿En qué manera está influyendo en el arte las nuevas tecnologías y las redes sociales?

E.L El arte utiliza los medios de comunicación y las tecnologías con distintos fines como, por ejemplo, argumento de crítica, elemento estético o soporte para la producción de obras. Esta apropiación de instrumentos tecnológicos es algo que, en realidad, se inició ya en el siglo XX en las Vanguardias artísticas y Neovanguardias. No es sorprendente que los artistas interesados en las nuevas tecnologías utilicen actualmente drones, impresoras 3D, robots, y un largo etcétera. Como anécdota en torno a esa relación arte-nuevas tecnologías, siempre me gusta contar cómo en 1999 en el Festival ARS Electronica se premió como arte el sistema GNU/LINUX. ¿Qué implicó esto? Que el trabajo que estaban realizando los artistas, aunando arte y nuevas tecnologías, se había desarrollado de tal forma que el medio de comunicación y la propia obra podían llegar a adquirir una misma dimensión.

Cuando nos adentramos en el estudio de la relación arte e Internet o arte y redes sociales digitales, el público general piensa en aquellos artistas que utilizan estos espacio únicamente para dar difusión a sus piezas (generalmente físicas). No obstante, mi trabajo de investigación se centra en el estudio de aquellas obras online, inmateriales, cuyas estructuras y significados están tan ligados al medio que carecerían de sentido fuera del propio ciberespacio que les da vida.

F.S ¿Qué posibilidades se han abierto al arte con el auge de las redes sociales? ¿Están teniendo porcentualmente un gran peso frente a las anteriores formas de expresión visual y sonora?

E.L El auge de las plataformas 2.0 en general, de las que no escapan las redes sociales, ha proporcionado un nuevo mundo de experimentación para el arte. Cabe destacar que, generalmente, las piezas que nacen en las redes sociales son abiertas y fomentan la interacción humana con distintos fines como el ocio, la concienciación o la organización de revoluciones sociales, entre otros. En el momento en el que una obra artística se genera en un medio vivo y la obra se va construyendo con la participación de distintas personas, las posibilidades en cuanto a procesos y resultados artísticos son infinitas.

Existen muchos creativos y artistas implicados en el desarrollo de obras en estos espacios, sin embargo, el conocimiento de las mismas y su estudio queda relegado a un público especialista. Esto se debe, en gran parte, a que habitualmente los circuitos artísticos hegemónicos no apoyan este tipo de producciones como lo hacen con un arte más “tradicional” y offline (entre otras cosas porque es muy difícil asignar un valor económico a obras inmateriales, existen debates entorno a la autoría de las piezas colaborativas, y un largo etc.) Sin embargo, creo que sería más interesante preguntarse cómo esas “anteriores formas de expresión visual y sonora” han ido evolucionando hasta adentrarse en el mundo de Internet y las redes sociales. Y es que el arte que se produce en la Red no es una burbuja aislada de la producción de arte general, sino que se apoya en muchas de las estrategias surgidas en el mundo del arte offline (instalaciones, performances, arte sonoro, arte de imágenes móviles, etc.) Se trata de una hibridación que combina dinámicas del arte pre-ciberespacial con su aplicación en nuevos espacios virtuales online.

F.S En esta nueva forma de expresión artística, ¿el punto de encuentro se ha centrado únicamente en las redes sociales o a partir de las mismas da un salto hacia otro lugar?

E.L El arte de Internet lo podemos encontrar por toda su estructura: en webs más “tradicionales”; en apps, en programas y juegos de geolocalización, y por supuesto en las plataformas 2.0 de las que destacamos no solo las redes sociales sino los blogs, los espacios para compartir material audiovisual o material sonoro, etc.
Sin embargo, creo que si hablamos de un “salto hacia otro lugar” habría que mencionar que, si bien las producciones artísticas desarrolladas en estas plataformas han defendido marcar una clara separación entre el ciberespacio y el espacio físico, existen también tendencias que lo que pretenden es utilizar las nuevas tecnologías y las características y herramientas de Internet para enseñarnos a relacionarnos mejor con el espacio físico (Locative Media).

F.S ¿Cuáles son los ejes principales de su proyecto de tesis?

E.L
Mi proyecto de tesis gira entorno a tres ejes fundamentales: el estudio de la evolución en el comportamiento del arte audiovisual y del arte sonoro una vez estas prácticas se empiezan a desarrollar en la Red y en particular en plataformas colaborativas en las que el usuario de Internet se convierte en productor y consumidor de contenidos; la defensa de la introducción de estrategias y diseños participativos en los museos mediante la creación de iniciativas y programas específicos en la web social; y el análisis de las residencias artísticas virtuales como convocatorias que fomentan la creación artística en y para Internet.

F.S ¿Qué son las residencias artísticas virtuales?

E.L Una residencia artística virtual proporciona, durante un tiempo determinado, recursos de distinta naturaleza y condiciones que propician la creatividad de los artistas en el espacio fundamental de Internet, donde la comunidad virtual aportará valor pudiendo tener distintos grados de participación en el desarrollo de las investigaciones artísticas experimentales e innovadoras derivadas de la residencia (con o sin resultados finales concretos).

 

F.S ¿Colabora en con alguna residencia artística virtual?

E.L Actualmente coordino las Virtual Art Residencies @twIn_sonora. Este proyecto consiste en la creación de unas residencias artísticas virtuales en Twitter diseñadas con el objetivo principal de fomentar la producción artística “en” y “para” Internet que persiga la participación activa de los habitantes del ciberespacio. Se trata de un proyecto innovador y experimental iniciado en 2016 en el marco del Festival Internacional de Arte Sonoro e Interactivo IN-SONORA 9 (Madrid), actualmente con carácter bienal, cuyas motivaciones son, entre otras, apoyar la experimentación artística en espacios alternativos como Twitter, aumentar la producción de obras procesuales y open-ended, así como abrir debates en torno al concepto de “sonido” y generar oportunidades de interacción entre la comunidad virtual y el artista. Para conocerlo mejor os invito a entrar en las siguientes páginas:

http://in-sonora.org/ficha-proyecto/twitter-residencias-2018/

http://twitterresidencias.wixsite.com/insonora

https://twitter.com/twIn_sonora

 

Elena López Martín, disfruta de un contrato predoctoral de la Fundación Séneca y está desarrolando la Tesis, ARTE DE INTERNET 2.0: ESTRATEGIAS ARTÍSTICAS ORIENTADAS A LA COMUNIDAD VIRTUAL