Número 25
El efecto antioxidante e antinflamatorio de la proteína DJ-1

F.S. Tras más de diez años investigando en diversos centros de investigación en Estados Unidos, hace más de un año se incorporó al grupo que dirige el Dr. Pablo Pelegrín en el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB-Arrixaca) para investigar el papel de la Vía DJ-1/Nrf2 en la Prevención de la Nefropatía Diabética , por favor explíquenos su investigación:

Durante todos estos años que me he dedicado a la investigación, uno de mis principales prioridades fue entender la patogénesis de las enfermedades renales e identificar nuevas proteínas diana para atenuar la inflamación y la fibrosis renal, las cuales son las principales causas del fallo renal en pacientes con enfermedades renales tan comunes como nefropatía diabética. En uno de mis principales proyectos de investigación descubrimos que una proteína conocida como DJ-1, no descrita previamente en el riñón, tenía un potente efecto antioxidante e antinflamatorio. Así que en colaboración con otros grupos de investigación extranjeros, estamos probando el efecto de un fármaco experimental diseñado a partir de esta proteína DJ-1,  para estudiarlo como posible tratamiento para atenuar la inflamación renal de estos pacientes.

F.S. ¿Su investigación se lleva a cabo con los centros de investigación norteamericanos en los que estuvo o con alguno más?


Este proyecto, como demuestra la lista de autores de nuestra última publicación sobre el tema el pasado septiembre 2020 en la revista Internatinal  Journal of Molecular  Science, está dirigido por nuestro grupo pero colabora un grupo de la universidad de Birmingham y Alabama, mi antiguo grupo de la Universidad de George Washington University  y la unidad de Neurologia de la Universidad de Tel Aviv, en Israel. Estos últimos fueron los que desarrollaron el péptido a partir de la secuencia de aminoácidos de la proteína DJ-1, y cuyo péptido estamos usando como tratamiento.

F.S. ¿Esta patente es de aplicación en el ser humano o de momento está en fase de investigación en animales?


La intención es que se pueda aplicar en humanos, por supuesto, pero en la actualidad estamos en un realizando estudios preclínicos con el fin de confirmar su efecto protector renal en modelos de nefropatía en ratones y también en estudios in vitro con células de pacientes con las patologías diana como son la nefropatía diabética. El objetivo de estos estudios es estudiar los efectos anti-inflamatorios y anti-fibroticos del tratamiento en el riñón, e identificar los mecanismos moleculares implicados en su efecto protector para valorar su posible uso en humanos. En caso de obtener resultados prometedores trataremos de buscar financiación y apoyo para empezar a probarlo en humanos como un nuevo tratamiento experimental.

F.S. La patente  tiene un efecto beneficioso en el riñón del animal, ¿ello podría tener una solución para los pacientes con nefropatía diabética y también para otro tipo de nefropatías?


Nuestro estudio en principio está centrado en la nefropatía diabética al tratarse de la enfermedad renal con mayor incidencia y número de pacientes afectados, los cuales  necesitan urgentemente nuevos tratamientos para proteger la función renal. Sin embargo, ya estamos creando nuevos grupos de trabajo que incluyen otras especialidades clínicas para estudiar su efecto sobre otras enfermedades renales asociadas a procesos inflamatorios como  síndrome nefrótico o para la enfermedad renal poliquística, ya que pensamos que es posible  que este nuevo tratamiento podrían tener un efecto beneficioso también para estos pacientes.

F.S. La investigación es un largo camino y difícil de predecir cuándo se obtendrán resultados y si éstos serán satisfactorios, pero ¿cuándo prevé obtener resultados positivos y que éstos se traduzcan en una tratamiento eficaz para los pacientes con nefropatía diabética?


Desgraciadamente, la ciencia es lenta y hay muchos factores limitantes  de los que depende directamente el desarrollo del proyecto,  como por ejemplo  la financiación. Pero teniendo en cuenta estas circunstancias,  si conseguimos financiación, los resultados son prometedores  y encontramos el apoyo necesario podíamos  desarrollar un ensayo en humanos en los próximos 3 -5 años. Pero para ello necesitamos que los fondos lleguen y que los resultados sean los esperados, lo cual hay que tener en cuenta que muchas veces no es así. En cualquier caso nuestro objetivo es seguir trabajando duro y con ilusión para encontrar nuevos tratamientos experimentales para estos pacientes y tratar de ayudar a paliar este importante problema de salud pública al que nos enfrentamos y que afecta a cada año a más gente.

 

Santiago Cuevas González es investigador Saavedra Fajardo de la Fundación Séneca y estudia el Papel de la Vía DJ-1/Nrf2 en la Prevención de la Nefropatía Diabética en el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB-Arrixaca)

Grupo de Inflamación del IMIB
Ignacio Juan Quevedo Romero; Estudiante que esta realizando su trabajo fin de grado en el tema.