Número 14
“Las mujeres estamos liderando la transformación en la ciencia”

 

Me licencié en Química por la Universidad de Murcia en el año 2012 y terminé el Máster en Química Fina y Molecular en el año 2013. Mis inicios en la investigación comenzaron con las beca de colaboración y de “iniciación a la investigación”, de las cuales disfruté durante elúltimo año de carrera y en el máster.En 2014 conseguí un contrato predoctoral de la Fundación Séneca para hacer la tesis en el grupo de Metalofármacos dirigido por el Dr. José Ruiz. Me doctoré Cum Laude en el año 2017 y además recibí la mención intencional por haber realizado varias estancias predoctorales en las Universidades de Kentucky (USA), de Barcelona y de Lovaina (Bélgica). A esta última me incorporé en el año 2018 como investigadora postdoctoral dentro del programa de perfeccionamiento postdoctoral de la Fundación Séneca. Tengo 11 publicaciones científicas en revistas internacionales y he presentado comunicaciones en numerosos congresos nacionales e internacionales.

¿Qué está investigando actualmente? ¿Cuáles son sus aplicaciones?
Actualmente investigo en diseño y desarrollo de nanomateriales para la detección precoz y tratamiento de enfermedades como el cáncer y el Alzhéimer.

 

¿Por qué decidió estudiar Química?
Siempre he sido una chica de ciencias. Me encanta resolver problemas, no puedo parar de pensar en ellos hasta que no llego a una solución. En un principio, quería ser policía científica (la idea de resolver crímenes, robos, etc.me fascina), y sabía que química o biología eran opciones interesantes para conseguirlo. Me decanté por química pero finalmente mi carrera está más enfocada a la química médica.


¿Cuál ha sido su experiencia como mujer en la carrera investigadora?

Mi experiencia, en general, ha sido bastante positiva. He tenido la suerte de contar siempre con el apoyo de los investigadores principales con los que he trabajado, y eso me ha permitido ser bastante independiente en cuanto al desarrollo de mis proyectos. De hecho, en cada una de mis estancias trabajé en temas completamente distintos lo que al final, ha enriquecido mi tesis. Además, trabajar con mujeres tan exitosas como la Dra. Glazer, mi supervisora en USA, me ha servido de inspiración en el sentido de aceptar nuevos retos e intentar dirigir mi carrera hacia la ciencia más aplicada. A parte de lo referente al trabajo, destacaríalas oportunidades de enriquecimiento personal, porque la ciencia me ha permitido viajar, conocer a mucha gente interesante y aprender o mejorar otros idiomas.

¿Cómo animaría a los jóvenes que quieran ser cientific@s?
Yo los animaría a que, sin complejos, estudien lo que quieran. Estamos acostumbrados que nos digan que determinadas carreras de ciencias no tienen salidas profesionales, pero yo diría que hay salidas aunque quizás no sean tan obvias. Vivimos en la era de la tecnología y ni nos paramos a pensar en lo rápido que evoluciona todo. Tenemos que más ser conscientes de que detrás de temas tan importantes como la tecnología, las comunicaciones, la energía o la detección y el tratamiento de enfermedades hay mucha ciencia e investigación. Y no sólo eso, sino que los perfiles de los profesionales que hacen esto posible son muy variados. Por eso, incluso en la academia se están promoviendo cada vez más los proyectos multidisciplinares.

 

Ana María Zamora Martínez. Department of Chemistry and Biomedical MRI Unit, Katholieke Universiteit Leuven.