Región de Murcia
Fundación Séneca Logo

La Escuela Histológica Española gozó de prestigio mundial por sus relevantes contribuciones, originales y de gran trascendencia para la explicación de la estructura y funcionamiento del sistema nervioso central. Obra de generaciones de profesionales que trabajaron con tesón a pesar de la escasa atención que se les prestaba la simbolizan magistralmente Santiago Ramón y Cajal y pío del Río Hortega. A esta gesta mundial, truncada por la guerra civil y el franquismo, hicieron una importante aportación varios médicos murcianos, y el objetivo de este libro es contribuir al conocimiento de su labor, poco difundida hasta ahora.
Los cuatro médicos murcianos que destacaron en la Escuela Histológica Española son, por orden cronológico, Luis Calandre Ibánez (1890-1961), a la vez introductor de la electrocardiografia en España, Román Alberca Lorente (1903-1967) y Luis Valenciano Gayá (1905-1985), insignes psiquiatras, y Antonio Pedro Rodríguez Perez (1912-1964), que pretendió contra viento y marea desarrollar su vocación científica y docente en histología. Los cuatro inician sus trabajos de investigación con las figuras que estan en la cumbre, Achucarro, Rio Hortega, Rodríguez Lafora, Cajal y Tello, con estancias de formacion en las mejores instituciones europeas, floreciendo su investigación en la II República. Para los cuatro la victoria del franquismo supone el final de sus tareas histológicas además de dramáticos quebrantos en su vida personal.
En este libro se destacan no sólo sus biografías sino además sus aportaciones a la histología humana así como los contextos nacional y regional que ayudan a comprender su interés por la investigación científica.

 

Médicos Murcianos de la escuela histológica española.